Cercas eléctricas

Eficiente y probada disuasión

El principal objetivo de los cerramientos eléctricos es disuadir, frenar y/o detectar al intruso antes de que intente ingresar al perímetros de la propiedad protegida.

Este sistema de protección perimetral se logra mediante la instalación de líneas electrificadas no letales que forman una barrera física que impiden el ingreso de intrusos al lugar protegido.

Estos sistemas se convierten en una excelente alternativa cuando se busca crear un primer anillo de seguridad confiable y altamente disuasivo.